martes, 8 de octubre de 2013

Capítulo 52: “People Are Strange”. The Doors.

video


Deprimartes misántropo:



Por fin me doy el gusto de incluir al gran Poeta Eléctrico en mis Deprimartes: hoy nos visita el genial Jim Morrison, príncipe de juglares y dueño de su propia muerte. Paradigma del rock-star si los hubo, cuenta con una interesante particularidad: habiendo sido el frontman de una banda mítica como lo fue The Doors, el gran Jim detestaba el Rock. Como alguien mucho más cercano a la cultura anterior al hippismo, los beatnicks, era muy afecto a la música jazz y a la poesía como medios de expresión intelectual, en detrimento de nuestro agresivo Rock & Roll. Aquí, el Rey Lagarto nos describe con toda su musa lírica a la gente que se cruza por la calle: "La gente es extraña cuando tú eres un extraño, los rostros se ven horribles cuando estás solo. Las mujeres parecen perversas cuando nadie te quiere, y sientes que las calles te tienen rodeado cuando estás deprimido".

Jim Morrison y el tecladista Ray Manzarek se conocieron siendo estudiantes de cine, así que en honor a sus orígenes se puede decir que este videoclip hecho como homenaje en la década del '80 está realmente muy logrado, especialmente en su intención de mostrar la espantosa fugacidad de los encuentros que mantenemos en la calle con el vulgo anónimo. Nos podemos cruzar con un viejo desgranando notas en un acordeón, un niño acongojado aferrado a la cintura de su madre, un anciano asustado que se esconde detrás de un árbol, una señora vestida con un ridículo sombrero amarillo, otra llena de ruleros rosados, una mujer de luto acompañada de personas disfrazadas, gente ansiosa esperando para subirse a un ómnibus, un conductor apurado, un par de yonkis bailoteando como estúpidos, un travestido, un chino con anteojos espejados, un joven de inexplicables bombín y bastón… Son todas caras que se nos mezclan entre la multitud sin que eso nos importe un rábano. No por nada The Doors aparecen al final con sus caras mezcladas, como una única argamasa irreconocible, antes de que nos despida el mismo viejo que aún sigue haciendo rezongar su acordeón: "Cuando eres un extraño las caras parecen surgir de la lluvia, cuando eres un extraño nadie recuerda tu nombre, cuando eres un extraño… ¡Así es!".

Lo digo siempre: la gente es horrible. Digamos la verdad, todas esas personas que nos atropellan en la calle y que no conocemos... ¿No se ven horripilantes? Y se debe justamente a eso mismo, a que no las conocemos. Es un círculo vicioso, que hace que la otredad del prójimo simplemente nos genere terror. Tuve oportunidad de leer a H. P. Lovecraft, y a través de sus escritos se trasluce una sola cosa: la vida sólo puede causarte horror. Si bien sé que es una exageración, viendo a la gente de este video -muy parecida a la que veo en la calle- entiendo el por qué.

Gracias querido Jim por haberte ido de este mundo y haberte convertido en una suerte de profeta oscuro... ¿Realmente te fuiste?... ¡Feliz Deprimartes!

2 comentarios:

  1. Ante el gran Morrison nada tengo que decir, me deja sin palabras.
    Igual no es que el ser humano desconocido sea horrible, igual es solo miedo...
    Impecable interpretación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Uno sólo teme a aquello que desconoce". Gran verdad.

      Eliminar