martes, 31 de diciembre de 2013

Capítulo 64: “Circle”: Edie Brickell & The New Bohemians. (1988)

video



Deprimartes desidioso:

Esta cantante no es ni más ni menos que la pequeña esposa del gran Paul Simon, y con su voz levemente quebrada le habla a un hipotético amigo sobre una improbable futura relación: “¿Yo? Yo soy parte de tu círculo de amigos, y nosotros notamos que hace rato que ya no te apareces más por aquí. Pero yo creo que eso depende de ti, de que vuelvas a poner los pies sobre la tierra con nosotros”. En esta bonita canción, parece haber juntado el coraje necesario para hablar y hacer algún tipo de planteo, pero sufriendo un repentino arranque de baja autoestima se decide a dar todo por terminado antes de empezar: “Pero renuncio, me doy por vencida, nada de lo que hago es lo suficientemente bueno para nadie. O eso parece”.

Se adivina que quien canta posee un alma solitaria. Esta niña parece haber entendido el gran secreto de la soledad: “Y estar solo es la mejor manera de estar, cuando estoy por mi cuenta siento que es la mejor forma de estar, cuando estoy completamente sola, es la mejor manera de estar… Porque cuando estás solo nadie puede decirte adiós”. Por algo, el buey solo bien se lame.

Sé de mucha gente que está en pareja sólo porque no quieren estar solos. Y es que estar solo es estar en compañía de uno mismo. Y es a eso a lo que en verdad le temen. Se temen a sí mismos, porque no se conocen. Y esto sí que es un grave error, porque al final, la única persona que jamás va a abandonarnos, aunque así lo quisiéramos, es uno mismo. Bien vale la pena tomarse un buen tiempo para conocerse y llevarse bien con uno mismo: “De todas maneras, todo es temporal. Cuando las calles están mojadas, los colores parecen fundirse con el cielo. Y no sé por qué, pero eso parece significar que tú y yo somos… Que tú y yo… ¡Bah! Renuncio, me doy por vencida. Nada de lo que hago es lo suficientemente bueno para nadie. O eso parece”. ¡Feliz Deprimartes para todos!


2 comentarios:

  1. Es cierto que hay mucha gente que no sabe estar sola y necesita saltar de una relación a otra sin darse apenas tiempo a olvidar, pensar o sentir.
    Pero también abundan mucho aquellos de los que habla, aquellos que no se sienten capaces de ser queridos, esos que desechan oportunidades, sufren y prefieren tirar por tierra cualquier posibilidad por miedo a ser rechazados o, incluso más habitual de lo que creemos, por miedo a ser aceptados.
    No conocía la canción, es linda, real y triste. Muy buena interpretación, como siempre.
    Feliz 2014

    ResponderEliminar
  2. Y sí, esos solitarios con terror a ser rechazados -o aceptados- abundan también... Si lo sabré yo.
    Muy buen año, querida Nuria. Me hace muy bien saber que no estoy solo en esto, estimada amiga.

    ResponderEliminar