martes, 6 de mayo de 2014

Capítulo 82: “My Melancholy Blues”: Queen. (1977)

video



Deprimartes agrio:

Esa tristeza inabordable, esa grandiosa impresión de sinsentido en la que a veces la desesperanza nos sumerge encuentra su alma gemela en la voz de esta canción: “Otra fiesta que se acaba, y yo ya no estoy tan sobrio. Mi nena me dejó por otro. No quiero hablar de esto, me quiero olvidar de lo que pasó. Quiero quedarme intoxicado con este sentimiento tan especial”. Déjenme estar amargado. La vida me ha vuelto a apuñalar el corazón, así que déjenme lucir con dignidad este hermoso cuchillo que llevo clavado en el pecho. No lo entenderías… Si no estuviera triste ahora, significaría que no habría logrado aprender nada de todo lo que me pasó.

Estamos ante una maravillosa descripción de alguien que quiere estar deprimido por un rato, enfundada en la voz más grandiosa que nos ha dado el Rock. Freddie Mercury, junto a sus compinches de Queen, se envuelve en la bandera de la melancolía para decirnos esto: “Así que te pido que me entiendas. Déjame entrar en esa sensación de hundimiento, que me dice que mi corazón nunca estuvo tan mal como ahora. Por eso no esperes que me comporte perfectamente, y que esté con una sonrisa radiante, porque pronostico que se avecinan días nublados”.

“No intentes detenerme, porque pronto llegaré a esa zona tormentosa”. Hermosa poesía. A veces es imprescindible caer en un estado taciturno y meditabundo, porque sin días nublados no apreciaríamos los días de sol. Y para todos aquellos que intenten en vano levantarme la moral, les contestaté con otro verso de este gran tema: “Siento que estoy permanentemente adherido a este extraordinario estado de ánimo. Así que, córranse y déjenme tranquilo, que quiero vérmelas con mi tristeza melancólica”.


Es obvio que Freddie canta con el tono agridulce que logra la resignación. Su voz llega con una sensación de: “Esto es lo que ha tocado en suertes. Disfrutemos de lo malo también”. Amiguémonos con nuestra melancolía, tal vez hasta podamos sentirnos orgullosos de ella: “Estoy causando una pequeña sensación con este nuevo asunto mío. Siento como si estuviera en las noticias, me estoy acostumbrando a esta nueva clase de exposición. Ven a mi encuentro, que me gustaría que te encuentres con mi tristeza melancólica”. Un tema con el glorioso detalle de ser uno de los únicos en todo el repertorio de la banda en no contar con la guitarra de Brian May. ¡Hasta el próximo Deprimartes!

2 comentarios:

  1. Creo que ya comenté en el pasado mi adoración por el grupo perfecto y la maravillosa voz de Freddie. Es una canción deliciosa, donde por fin se dice, no me consueles solo deja que me siga doliendo y déjame decirlo sin réplicas a mi ánimo, porque en ocasiones solo hay que sufrir los dolores y no batallarlos.
    Sobra decir lo muchísimo que me ha gustado y lo grande que estuviste en tus comentarios. Es tan genial pasar por aquí y encontrar estas joyas.
    Feliz...o triste deprimartes

    ResponderEliminar
  2. Es maravillosa esta oportunidad de escuchar a una voz tan magnífica glorificando a la tristeza. Si no aprendemos a tomarnos el tiempo de lamernos las heridas mientras aprendemos de ellas... Quizá nunca aprendamos nada en absoluto.
    Muchas gracias por tus palabras, como siempre.

    ResponderEliminar