martes, 15 de julio de 2014

Capítulo 92: “Am I Right?”: Erasure.

video



Deprimartes dubitativo:

Este dúo, que se ha dedicado a hacer de su carrera un himno a los derechos de la comunidad homosexual; hace más de 25 años que son musicalmente increíbles. Con ustedes, Erasure: “Vas vagando por los callejones, y la lluvia empieza a caer, para darle el marco ideal a ese amor que sentís por este hombre veinteañero. ¿Estoy en lo cierto? ¿Estoy equivocado? ¿O sólo estoy soñando?”. ¿Es esto lo que puede pensar alguien que empieza a cuestionarse sus gustos? “¿Está bien lo que siento?”, “¿Soy yo el que está mal?”; preguntas tan básicas que resultan ser demasiado simplonas para rotular algo que, con el tiempo, nos vamos dando cuenta de que no necesita de rótulos. El amor es el amor, no importa tanto hacia quién se lo prodigue. Es una suerte de milagro pasajero, que hay que celebrar por el tiempo que dure.

 “Miro a toda la gente que está sola, caminando alrededor de la ciudad. Puedo ver la vieja catedral, pero tengo que irme. Hay barcos en el río desplegando sus velas, y la vida sigue normalmente; aunque tú no estás cerca. Los demás esperan en la parada del autobús, riéndose de la lluvia; sacudiendo sus paraguas, hasta que empieza a llover nuevamente. Flores en el agua, flotando río abajo, barquitos de papel en la alcantarilla, arrastrados por la brisa”. La frustración de un desencuentro -sea con quien sea-, nos lleva siempre a reflexionar sobre los aspectos más simples de todo lo que nos rodea. Una cotidianeidad que aún no tiene sentido, pero cuyos detalles pueden resultar exquisitos de apreciar. En definitiva, de eso está compuesta la vida: de simples detalles.

Si hay una ciudad en la que existe una gama casi infinita de tonos de libertad, esa es Ámsterdam. Y aún en medio de ese clima de permisividad absoluta, hay un momento para la reflexión. Este hermoso video en blanco y negro se desarrolla no sólo entre los canales holandeses, sino en el mundialmente renombrado monumento recordatorio a las víctimas de la violencia contra los homosexuales: “Trepando por las escaleras traseras, hay un viento helado en el aire. Me abrigo del frío y corro las cortinas de la ventana. ¿Quién estaba ahí? ¿Eras tú? ¿O sólo estaba soñando?”. ¡Feliz Deprimartes!

2 comentarios:

  1. Si ya sentía un grandísimo respeto por lo que haces en este espacio, hoy has conseguido que aumente el respeto que hacia tu persona sentía en muchos grados.
    Al margen de la canción que es fantástica, me resulta deliciosamente refrescante leer reclamos a la libertad, tan maltrecha últimamente, en cualquiera de sus versiones, especialmente a la libertad de amar en un tiempo y en un mundo que se preocupa más por juzgar a quien se ama que por repudiar todas las terribles formas de odiar de las que le ser humano hace permanente gala.
    Huelga decir que es una muy, muy, muy genial entrada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No encuentro manera más noble de responder a todo lo lindo que escribiste de mí que con un enorme GRACIAS.

    ResponderEliminar