martes, 12 de agosto de 2014

Capítulo 96: “True Colors”: Cyndi Lauper.

video



Deprimartes colorido:



Con ustedes, a mi criterio, la mejor voz femenina de los 80’s: “Tú, con la mirada triste, no te desalientes; me doy cuenta de lo difícil que es juntar valor. En un mundo tan lleno de gente es fácil perder la perspectiva; y la oscuridad adentro tuyo puede empequeñecerte. Pero yo veo tus verdaderos colores, brillando a través de ti. Veo tus verdaderos colores, y es por eso que te amo”. La carrera de Cyndi Lauper hacia al estrellato fue breve pero arrasadora, gracias principalmente a su poderosa y prístina voz. Pero esto mismo fue lo que hizo que estuviera poco tiempo en la cima, tuvo en más de una ocasión lesiones en las cuerdas vocales que le impedían hacer lo que más amaba: cantar. Y éste fue uno de sus más grandes éxitos. Un poético video de una calma melodía, y cuya letra de inclusión y consuelo puede aplicar para cualquier persona herida en sus sentimientos, pero que deja entrever otra de las pasiones de esta enorme artista: su continua lucha por defender los derechos de la comunidad gay.



Bien, es martes. Y este día, que ha llegado a convertirse en mi día ideal para deprimirse -y parece que el de varios, si se me permite un pequeño mea culpa- viene con un leve mensaje de esperanza. Y es que, después de todo invierno, siempre hay una primavera. En mi vida vengo de un oscuro invierno, pero últimamente viene brillando el sol, así que prefiero imaginarme una voz que me diga algo así: “Vamos, muéstrame una sonrisa, no te resignes a ser infeliz. No puedo acordarme de cuándo fue la última vez que te vi riéndote. Si sientes que este mundo te está enloqueciendo, y que ya soportaste tanto como podías; llámame, ya sabes que voy a estar ahí”.



No te bajonées… O sí, bajoneate –después de todo de eso se han tratado estos casi dos años de Deprimartes-, pero sacale algún provecho a tu melancolía. Y, en último caso, bajoneémonos juntos; porque aunque nuestra vida no sea más que una colección de cenizas en un castillo de arena, y aunque el resto de la humanidad nos vea en una escala de grises, yo te digo lo mismo que dice esta canción: “Yo veo tus colores verdaderos, así que no tengas miedo de mostrarlos; porque tus colores verdaderos son tan hermosos como el arco iris”. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario