martes, 9 de septiembre de 2014

Capítulo 99: “Two Of Us”: The Beatles.

video



Deprimartes sinérgico:

“Dos de nosotros conduciendo sin un destino específico, gastándonos el sueldo de alguien que seguramente lo ganó con mucho esfuerzo. Tú y yo manejando un día domingo, sin poder llegar a casa en nuestro viaje de regreso. Estamos volviendo a casa”. ¿Qué puede decirse de The Beatles que aún no se haya dicho? Nada, literalmente; se ha intentado una y otra vez decirlo todo sobre ellos, porque este grupo ha sido a la historia de la música moderna lo que es un orgasmo a la vida de cualquier persona: algo casi imposible de describir con palabras exactas. Aún hoy, luego de escuchar tanta y tan variada música, prácticamente nada se les compara en su cualidad de inoxidables. Su música, casi como un elemento divino, no se corrompe con el tiempo. Ante sus canciones, uno tiene la misma sensación que al estar contemplando “Las meninas” de Velázquez en el Museo del Prado. Se siente que estamos frente a algo que trascenderá el tiempo mucho después de que nuestro nombre haya sido olvidado.

Esta canción pareciera describir casi sin querer ese acuerdo tácito que existió entre sus dos mayores compositores. La maravillosa unión de un maniático musical y un genio creativo. Eso eran James Paul McCartney y John Winston Lennon. Dos simples integrantes de la clase obrera de un puerto inglés, que escondían un cóctel poderosísimo en cuanto a su acople musical. No hubo antes ni volverá a haber una dupla compositiva tan exitosa. Y eso que ellos se describían de una manera bien simplona: “Dos de nosotros mandando postales, escribiendo cartas sobre mi pared. Tú y yo quemando fósforos, metiéndonos por las ventanas, mientras tratamos de volver a casa. Estamos volviendo a casa”. Es obvio que la canción fue escrita por Paul para celebrar su último escape con su nueva novia, quien sería su gran amor, la fotógrafa Linda Eastman. Pero desde un punto de vista metafórico bien podría aplicarse al camino recorrido con su compañero de banda, con quien aquí hacen un excelente dueto a lo largo de toda la canción.

“Tú y yo tenemos recuerdos que son más grandes que el camino que se extiende delante nuestro”. Los Beatles grabaron trece álbumes en sólo siete años –sin contar que uno de esos álbumes es doble, y sin contar tampoco que grabaron la cantidad de simples necesarios como para llenar dos álbumes más-, lo cual los convierte en una banda con un inigualable promedio de edición de material. La dupla Lennon-McCartney componía a toda marcha, y los arreglos musicales con los que colaboraban George Harrison y Ringo Starr no hacían más que comprobar lo que es la sinergia: la suma de las partes es muy superior a lo que esas partes pueden hacer por sí mismas. Y aún así, cuando grabaron este tema, ya estaban casi separados. Fue el último día de las infames sesiones del disco “Let It Be”, un día después de haber tocado en la terraza de los edificios Apple el que sería su último concierto. En medio de discusiones y sinsabores, estaban terminando ese largo y sinuoso camino de regreso a casa; y atrás habían quedado sus mejores aventuras: “Dos de nosotros usando impermeables, parados solos bajo el sol. Tú y yo corriendo atrás de papeles, sin llegar a nada, en nuestro viaje de regreso a casa. Estamos volviendo a casa”. Se fue con ellos una historia insuperable, un viaje mágico y misterioso –como lo es este hermoso video de reciente factura- que como todo buen cuento de hadas, en algún momento debe terminar… Aunque siempre podremos volver a convocar el hechizo, con simplemente escucharlos otra vez. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario