martes, 17 de marzo de 2015

Capítulo 110: “The Living Years”: Mike & The Mechanics.

video



Deprimartes generacional:

Fábula de cómo, de a poco, nos convertimos para nuestros hijos en lo que nuestros padres fueron para nosotros. Repetimos la historia. Los eternos malentendidos con nuestros mayores serán los mismos que nosotros tendremos con nuestros niños. Es el destino de la humanidad, que los jóvenes no logren escuchar a los que ya antes transitamos ese mismo camino: “Cada generación culpa a la anterior cuando todas sus frustraciones vienen a golpearle la puerta. Sé que soy un prisionero de todo lo que mi padre quiso que yo fuera; sé que soy un rehén de todas sus esperanzas y miedos. Sólo desearía habérselo dicho en sus años vividos”. Por acción u omisión, nuestros padres estarán presentes el resto de nuestras vidas. Hacemos cosas –o dejamos de hacerlas- sólo porque ellos las amaban, o las odiaban. En eso se basa mucho de nuestra madurez: en negarlos o en reafirmarlos como nuestro pasado fundador: “Pequeños pedazos de papel arrugado llenos de pensamientos imperfectos. Rebuscadas conversaciones: me temo que eso es todo lo que nos queda. Tú dices que no lo entiendes, él cree que tiene sentido; simplemente no pueden ponerse de acuerdo por la manera que tienen de hablar. Todos hablamos en diferentes lenguajes, hablando a la defensiva”.

En este video tenemos la acertada utilización de una iglesia, con coro incluido, como símbolo de lugar de mancomunión, de reunión con el prójimo. Somos esto. Somos ahora. Aprovechémoslo, puesto que la Tierra permanece, pero nosotros no. Y, como dice ese coro: “Dilo en voz alta, dilo claramente. Puedes escuchar así como puedes oír. Ya será demasiado tarde cuando nos muramos, como para admitir que no podemos vernos a la cara”. Podemos sacarle provecho a todo lo que se nos dice. Podemos escuchar con todos nuestros sentidos, aparte de oír sin prestar atención.

“Abrimos un frente de batalla entre el presente y el pasado. Así es cómo sacrificamos el futuro, y tan sólo nos quedará esta sensación de amargura. Así que no cedas ante una racha de suerte que crees que es tu destino, porque puede que tengas una nueva perspectiva al día siguiente. Y si no te rindes, y no te dejas vencer, seguramente estarás bien”.
No está demás contar que esta banda fue la reunión de un grupo de amigos pergeñada por Mike Rutherford, ese genial y siempre sobrio guitarrista que supo hacernos olvidar al enorme Steve Hackett en una agrupación tan grandiosa como lo fue Genesis. Se nota que los tremendos egos de Peter Gabriel y de Phil Collins no le daban tanto lugar, y por eso sintió la necesidad de crear este proyecto paralelo, con otros también exitosos músicos como Paul Carrack –quien lleva la voz cantante en este tema- y Paul Young.

A lo largo de todo el video, hay imágenes evocativas de amplios paisajes que nos llevan a tomar una postura contemplativa para pensar acerca de las personas que se fueron; y de todo aquello que le dejaremos como legado a las generaciones venideras. La vida es una rueda: “No estuve ahí esa mañana cuando mi padre falleció. No pude decirle todo lo que tenía para decirle. Pero creo que su espíritu volvió ese año, estoy seguro de que escuché su eco en las lágrimas de mi hijo recién nacido. Sólo desearía haberle dicho todo durante sus años vividos”. No olvidemos a los que se fueron… Ni a los que vendrán. Feliz Deprimartes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario