martes, 7 de julio de 2015

Capítulo 126: “Too Much Information”. Duran Duran.

video




Deprimartes saturado:

“Este video fue hecho con amor para ti”.
Toda una declaración, si se toma en cuenta que quienes dicen esto fueron los que mejor uso hicieron a principios de los años ’80 de ese nuevo vehículo artístico llamado videoclip. Resulta todo un metamensaje que en este tema los británicos de Duran Duran estén quejándose de la MTV, ya que ellos, aparte de Michael Jackson, fueron de los primeros en utilizar directores de cine para dirigir sus videos promocionales: “Destruido por la MTV, odio morder la mano que me alimenta con tanta información. En la pantalla hay presión para venderte cosas que no necesitas. Es demasiada información para mí”.

El hipnótico mundo de los videoclips… En este claro exponente, casi no hay toma que dure más de un segundo. Es por eso que se erigió como un vehículo nuevo para contar una historia breve. Pero, claro, con su mutación constante y neurótica de fotogramas, nos invitaba a entrar en convulsiones epilépticas. Por momentos vemos al vocalista Simon Le Bon amarrado a una silla y sometido a las imágenes que emanan de la televisión, cual si fuera una víctima más de la Terapia de Ludovico: “¡Hey, hijo de la TV, mírame a los ojos! Intervengo para obtener tu atención. El tipo que aparece en las publicidades, con su traje y corbata, sólo quiere usarte; y tú no puedes sacártelo de encima. Todo esto se bombea a través del cable, como nunca antes se ha visto. Una marca de condones está patrocinando la guerra. Aquí llegan las noticias, con amor, de mí para ti”. Con un televisor en cada hogar, ya la alienación con que mi generación creció era indiscutible. Era difícil no pasarse horas esperando a que aparecieran los videos que se estrenaban esa semana, además de las animaciones de Bill Plympton. O visitar los canales de venta que nos ofrecían el nuevo Abdominazer System: “Enciendes el tubo catódico, y te golpea el ritmo. Música de comerciales diciéndote que quieren que elijas algo. Sólo ves sonrisas con dientes blancos ultra brillantes”. Pero toda la TV estaba (está) infestada de estiércol. No por nada en otros versos esta canción también menciona a otras cadenas televisivas, como cuando dice: “Destruido por la ABC…”, e incluso: “Destruido por la BBC…”.

Claros exponentes de la New Wave, y potenciados hasta al hartazgo gracias a su relación simbiótica con la cadena MTV, su ascenso a la cima gracias a este proceso les valió también el quedar encasillados como símbolos de una década. Una gran banda, que curiosamente, fue eclipsada por sí misma. La estética de sus videos terminó por convertirse en tanto o más importante que los muy buenos temas musicales que han ido editando a lo largo de los años: “Esta banda se ve perfecta, aunque no se te vaya a ocurrir mirar por debajo del maquillaje, porque las cámaras de vigilancia cubren todos los ángulos. Sólo póngannos en la portada, vamos a aparecer sonriendo, pase lo que pase”.
 
“Expande tu mente”.
Finalmente, y a pesar de tanta advertencia para que nos despertemos de la apatía que nos genera la caja boba, y para que iluminemos nuestra cabeza; nos encontramos con que ellos también querían dominar nuestras mentes: “Tienes que dármelo, tienes que escucharme. Tienes que rendirte ante mí, ahora soy yo el que está al habla”. De fondo como un coro, suena apagada la voz que dice: “Lo intento… Sí, lo intento”… ¿Será nuestra voz?... En fin… ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario