martes, 11 de abril de 2017

Capítulo 163: “Day After Day”. Badfinger. (1971)

video


Deprimartes cotidiano:

La delicada atmósfera de esta canción es ideal para hablar de la convivencia de una pareja, con todas sus luces y sombras. Esperar ansiosamente a alguien en nuestra soledad, sólo para terminar viendo impotentes cómo esa persona llora mientras duerme a nuestro lado. El sabor agridulce de las cosas simples, en su punto más exacto: “Recuerdo cada vez que te abrazo mientras duermes, cada día siento la tristeza de tus lágrimas cuando lloras. Mirando afuera desde mi solitaria penumbra, día tras día”. Y si hablamos de cosas agridulces, nada más acertado que decir que la historia de la banda Badfinger es particular por donde se la mire, con sus gloriosas cimas y sus tremendos precipicios. Allá por 1968 fue la primera banda fichada oficialmente para lanzar su material a través de un sello discográfico recién creado bajo el nombre de Apple Records, fundado por cuatro muchachitos llamados algo así como The Beatles. Todo un sueño, los Fab Four en persona se encargaron de producirles más de un hit, y así Badfinger conoció éxito tras éxito durante un período de casi cinco años. Pero justamente la debacle judicial y económica de Apple, devenida de la separación de The Beatles, se cargarían también la carrera de los Badfinger y de muchos otros artistas pertenecientes al catálogo de la discográfica, como Mary Hopkin, James Taylor, Jackie Lomax, Doris Troy o Billy Preston; dejándolos a todos sin contrato y con la difícil situación de tener que continuar su carrera por su cuenta y desde foja cero.

Si bien la banda pudo firmar un nuevo contrato con la discográfica Warner, desafortunadamente tenían para esa época como representante a un timador de nombre Stan Polley, quien se quedó con el adelanto que la disquera les hizo y los dejó en bancarrota. Esto hizo que el líder del grupo, Pete Ham, tomara la decisión de suicidarse ahorcándose a la edad de 27 años. Su socio en la banda, el bajista Tom Evans, nunca se recuperó de la muerte de su amigo, y también se suicidó de la misma manera ocho años después. Y si bien la historia es trágica y sombría, tuvo un último haz de luz en el año 2013, cuando una de las mejores series de la historia, “Breaking Bad”, utilizó sorpresivamente el tema de Badfinger “My Baby Blue” como cierre de su último episodio. Esto catapultó las ventas del grupo, e hizo que toda una nueva generación de oyentes corriera a redescubrirlos, y a darles un lugar mucho más significativo y merecido en la historia del Rock… Las vueltas de la vida.


“Recuerdo cuando te descubrí, desde entonces todos los días mi mente gira alrededor tuyo. Mirando hacia afuera desde mi habitación solitaria, día tras día, espero que vuelvas a casa, amor, ven pronto, que te daré mi amor”. A través del cuidado sonido de la canción, se trasluce de manera palpable la mano de George Harrison, quien produjo personalmente este tema. El sonido característico de su guitarra slide se hace presente en el solo de la canción, pero hay que resaltar que el mismo está tocado a dúo junto con el gran Pete Ham; que podía seguir tranquilamente el paso al Beatle callado. Ham fue el verdadero genio incomprendido del grupo, y tanta fue su importancia que aún hoy se lo puede ver tocando lado a lado con Harrison nada más ni nada menos que el tema “Here Comes The Sun” en el Concierto para Bangladesh. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario