martes, 4 de julio de 2017

Capítulo 175: “Reflections Of My Life”. Marmalade. (1969)

video


Deprimartes reflexivo:

“El cambio de la luz del sol a esta luz de luna me deja lleno de reflexiones sobre mi vida. Oh, cómo llenan mis ojos. Los saludos de la gente que está en problemas, mientras reflexiono sobre mi vida, también llenan mis ojos”. Marmalade fue el primer grupo escocés en llegar al Nº1 de las listas británicas, y lo hicieron con su versión de un tema de los Beatles que ni siquiera los Fab Four habían sacado como un sencillo, porque sabían que todo el mundo la terminaría por odiar: “Ob-La-Di Ob-La-Da”. Y los chicos de Marmalade festejaron su éxito presentándose en la TV inglesa para interpretar el tema todos vestidos con “kilts”, las típicas polleras del pueblo de las gaitas. Historia muy colorida como para venir de la misma banda que luego editaría este tema tan meditabundo: “Oh, mis penas y mi futuro tan triste me llevan de vuelta a mi hogar. Oh, mis lágrimas cayendo, siento que estoy muriendo. Me muero”.

Esta canción con letra tan evocativa está adornada con unas increíbles armonías vocales en los coros, tan bien ensambladas que recuerdan a las que hacían The Hollies. Y el muy logrado solo de guitarra tiene la particularidad de contener algunos fraseos que están grabados y reproducidos al revés: “Estoy cambiando, arreglándome; estoy cambiando. Cambiando todo, cambiándolo todo a mi alrededor”.


Todo el clima en que nos envuelve esta balada remite a esa sensación de no pertenencia en que nos deja sumida la melancolía, especialmente cuando se apodera de todos nuestros pensamientos y nos lleva a esos momentos en que éramos realmente felices. Es un difícil arte ese de viajar hacia nuestro propio pasado sin perder la dignidad, para reconfigurar recuerdos y lograr que nuestra vida tenga un carácter más heroico. Es una pericia que logramos aquellos que ya contamos con varias décadas en nuestro prontuario. Pero lo realmente difícil es sobrellevar el pesado desasosiego con que los recuerdos hermosos nos devuelven cruelmente a nuestro presente gris: “El mundo es un lugar muy feo, un terrible lugar en el cual vivir, pero no quiero morirme”. Por el momento, yo tampoco quiero morirme. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario