martes, 8 de abril de 2014

Capítulo 78: “No Milk Today”: Herman’s Hermits.


video



Deprimartes lácteo:

“Hoy no hay leche, mi amor se ha ido. La botella está ahí vacía, todo un símbolo de lo que traerá el día. Hoy no hay leche, y aunque parece algo normal; la gente sigue de largo sin darse cuenta”. Esta simple bandita de los ‘60s, sin mucho talento, aquí da en el clavo. Una melodía simple y con un interesante arreglo de violines, logra una tonada otoñal y evocativa sobre un amor que ya no es: “Y todo lo que quedó es un espacio oscuro y solitario, lo que antes fue una casa soleada en los suburbios, ahora se convierte en un altar cada vez que pienso en ti, lo cual hago frecuentemente”.

Los Herman’s Hermits fueron un grupito más que venía del Reino Unido a probar suerte en América. Último remilgo de lo que se llamó La Primera Invasión Británica (que trajo a The Beatles, The Stones, The Who, The Kinks, etc.), estos no escribían ni producían sus canciones. Tuvieron un par de éxitos como la inolvidable “I’m Into Something Good” -revitalizada en la película “La pistola desnuda”- y  como “I’m Henry The VIII, I Am”, la cual el cantante Peter Noone interpretó en el show de Ed Sullivan con la gracia de un retardado mental. No es de extrañar que no hayan sobrevivido a la evolución psicodélica del rock. Pero antes de desvanecerse dejaron esta joyita: “Hoy no hay leche, y no siempre fue así. Cuando estábamos juntos, todo era alegre, transformábamos la noche en día. Mientras la música sonaba bailábamos cada vez más rápido. Así fue como nos enamoramos, ese fue el comienzo de nuestro romance”.

Un joven le da una simple mirada a una botella vacía en la puerta de su casa, el servicio del lechero cancelado, algo que significaba que ya nadie vivía allí; y comienza a plantearse cómo es que todo el mundo sigue su vida normalmente mientras su interior quedó devastado por la separación: “¿Pero cómo podrían ellos saber lo que significa este mensaje? El fin de mis esperanzas. El fin de todos mis sueños. ¿Cómo podrían saber ellos que tras esta puerta había un palacio en el cual mi amor reinaba como una reina?”. Típico… Un simple detalle nos lleva a filosofar profundamente. ¿A quién no le pasó? ¡Feliz Deprimartes!

2 comentarios:

  1. No la había escuchado, es mona aunque para mí, le falta un empujón. Escucharé el resto de las que hablas, me encanta chusmear, quién sabe? igual encuentro alguna joyita.
    En cuanto al mensaje, espeluznante pero cierto, tu vida se puede quedar vacía, puedes perder lo que mas quiere y el mundo sigue exactamente igual, como si nada, ajeno a dolores y haciendo que te sientas como una marioneta que se mueve sin rumbo ni sentido.
    Me gusta lo que cuenta y como lo interpretas

    ResponderEliminar
  2. El cementerio está lleno de gente que se creía imprescindible, querida Nuria. Es tétrico pensar cómo para nosotros con una tragedia se nos acaba todo y el mundo, simplemente, sigue girando sin más ni más.
    Me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar