martes, 30 de julio de 2013

Capítulo 43: “Novocaine For The Soul”. Eels. (1996)

video




Deprimartes empastillado:



La vida es en blanco y negro, así que tal vez valga la pena aprender a volar. Eso nos dicen los muchachos de Eels, conocida banda independiente y experimental, en este tema desequilibrado con un video más desequilibrado aún. Una pequeña maravilla noventosa que alguna vez supo mancillar, imitándolo, la apertura de un lamentable show televisivo vernáculo: “La vida es blanca, y yo soy negro. Ahí vienen otra vez Jesús y su abogado. Oh, mi amor; ¿Llegarás aquí antes de que yo empiece a pulverizarme?”. Una vida sin color, con presiones religiosas y legales, y una ausencia de amor... ¿Qué nos queda? Pues tal vez alguna opción que altere nuestra realidad. Y entonces sí, veremos las cosas de una manera muy distinta: “La vida es grandiosa, y yo me siento grandioso, porque mamá me dijo que yo fui un grandioso error. Anestesia para el alma, mejor dame algo para llenar este vacío... ¡Antes de que empiece a pulverizarme!”.



Siempre está el riesgo de que una pausa violenta nos arruine el viaje. Y, por supuesto, también está el riesgo más preocupante de correr algún exceso y ya no querer bajar de la atmósfera: “Adivina quién vive aquí entre todos estos zombies. Esta vida mía que se parece mucho a un librito para colorear me está arruinando la cabeza… Una vez más”. Es mejor saber tener un poco de autocontrol y quedarse con grandes recuerdos, para cuando ya no quede otra cosa más que volver a poner los pies sobre la tierra y regresar a la sociedad.



Dejarse transportar por la música (o por otra cosa)… Volar, flotar, levitar… ¿Importa algo más cuando uno logra olvidarse de algo tan básico como la Ley de gravedad? Obviamente no. Así que sólo nos queda disfrutar del trayecto: “La vida es dura, y así estoy yo. Mejor que me des algo para que no me muera… Anestesia para el alma, antes de que empiece a pulverizarme”.  Creo que voy a ir a buscar ese callejón. Tal vez no esté tan lejos. ¡Feliz Deprimartes!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario