martes, 28 de enero de 2014

Capítulo 68: “God Only Knows”: The Beach Boys. (1966)




Deprimartes todopoderoso:

Todo aquello que más me gusta del Rock & Roll: el álbum Sgt. Pepper’s de los Beatles, la obra Pink Floyd, la psicodelia, el sonido de los ‘60s… Todo eso tuvo un punto de partida con estos señoritos norteamericanos. Y es que la banda de los hermanos Wilson logró aglutinar en un proyecto específico toda la experimentación que ya venían esbozando las bandas que habían llegado con la primera invasión británica, como The Kinks, The Rolling Stones y los propios Fab Four, y que ya se venían aburriendo de hacer tan sólo música para adolescentes: “Puede que no siempre te ame, pero mientras haya estrellas sobre ti, nunca tendrás que dudar; te haré sentir muy segura de esto: sólo Dios sabe qué sería de mí sin ti”. The Beach Boys tenían unos acoples de voces insuperables, algo propio de niños bien criados a la usanza americana; con toda su infancia practicando en el coro dominical de la iglesia. Y en 1966 a su pulcritud musical decidieron agregarle la imaginación experimental. ¡Y vaya que lo hicieron bien! Para este tema, el primer Nº1 de la historia en incluir la palabra “Dios”, hasta tuvieron sesiones de oración.

“Si alguna vez me dejas, aunque la vida continúe, créeme, el mundo ya no podría mostrarme nada; así que, ¿qué bien me harías dejándome?”. Con este tipo de letras más reflexivas, dejaron atrás la temática de las tablas de surf, las chicas y los coches de moda; y sacaron a la luz el álbum Pet Sounds, que para algunos es el mejor de la historia. Para mi gusto personal, no le llega ni a los talones a mi querido Sargento Pimienta, pero debo reconocer que es todo un hito en la historia de la música moderna. Un disco realmente muy bueno y que envejece con la sobriedad propia de los mejores clásicos.


El líder de la banda, Brian Wilson, quería profundizar este camino de experimentación sonora; pero sus compañeros de banda querían seguir cantándole a la playa, y continuar surfeando la ola del éxito pasatista; así que se opusieron rotundamente. Y entonces el buen Brian cayó en una depresión de la que prácticamente ya nunca pudo salir. ¡Salud! ¡A él y a todos los genios incomprendidos! ¡Feliz Deprimartes!

2 comentarios:

  1. Es mi favorita de este grupo, creo que es una canción realmente brillante, pero admito que les reprocho cierta cobardía a la hora de innovar, y no lo entiendo, tenían juventud, talento, dinero y fama para haber corrido ciertos riesgos y, desde luego, era el momento de correrlos. Aun así me gustaron mucho.
    No puedo evitar ser muuuuucho mas beatlelina, y como tu creo que dista mucho de ser el mejor disco.
    No conocía la historia de Brian Wilson, me enterneció, pobre, ahora lo veo con otros ojos.
    Esta también te la comparto, hacía mucho que no la escuchaba y me encanta... la canción y la interpretación :)

    ResponderEliminar
  2. Brian estaba enfrascado en la producción del siguiente álbum de la banda, y el resto de los integrantes lo boicoteó. Todavía hoy se rumorea que ese álbum pudo haber sido el mejor de la historia. Su nombre: "SMiLE". Llegué a escuchar algunas versiones apócrifas del mismo, y debo aceptar que hubiera sido un muy digno rival del "Sgt. Pepper".

    ResponderEliminar